Últimos temas
» What do you want [Damien N. Ivanshkov]
Dom Oct 19, 2014 5:42 pm por Damien N. Ivashkov

» REGISTRO DE MOROIS & ELEMENTOS
Lun Oct 13, 2014 8:48 am por A. Davina Ivashkov

» REGISTRO DE IDENTIDAD
Lun Oct 13, 2014 8:47 am por A. Davina Ivashkov

» REGISTRO DE GRUPO
Lun Oct 13, 2014 8:46 am por A. Davina Ivashkov

» REGISTRO DE PB
Lun Oct 13, 2014 8:45 am por A. Davina Ivashkov

» You´ll can´t be perfect [Davina Ivashkov]
Lun Oct 13, 2014 8:05 am por Gael Ellaury

» Anastasia Tatia Vassilieva ID
Miér Oct 01, 2014 10:56 pm por Eternal Sacrifice

» When lights go down || Nikolaj
Dom Sep 28, 2014 11:24 pm por Nikolaj A. Petrov

» Tutorías {Aimeé Kózlova}
Dom Sep 28, 2014 11:02 pm por Nikolaj A. Petrov

Banners
Essential
Staff
Credits

¿Así acaba nuestra vida? {Privado. Aria Ivashkov}

 :: Jardines

Ir abajo

¿Así acaba nuestra vida? {Privado. Aria Ivashkov}

Mensaje por Frederick G. Szelsky el Dom Ago 03, 2014 4:07 pm

El rubio moroi de sangre real, hijo de dos miembros de familias importantes, Szelsky y Dashkov, estaba a punto de descubrir la razón por la que creía, su juventud y por ende su vida, se acabarían así como por un chasquido. El muchacho no sería el príncipe de su familia pero aún así, sus padres, junto con su tía, la Reina Nadezha, estaban dispuestos a arruinar la vida del rubio, porque así lo sentía el muchacho, que no veía el sentido del comunicado que le hicieron en ese momento. Se casaría, claro que lo haría, no le daban elección a siquiera objetar aquella decisión porque se había arreglado ya con los padres de aquella muchacha, que habían estado presentes en el momento en que el compromiso fue anunciado a Frederick.

Los miró a todos, a sus padres, a su tía y a sus futuros suegros por obligación y siseo, sintiendo como de pronto sus ojeras se marcaban mucho mas. El espíritu se descontrolaba en el bastante mas que en su hermano, y por eso le dejaba secuelas visibles al punto de revestir un aspecto mas que enfermizo y ojeroso en la mayoría de las ocasiones.

Después de esa reacción, sintió como su mundo se venía abajo - Me las pagaréis - mencionó, antes de levantar la cabeza y enderezarse, altivo. Le habían indicado que debía de relacionarse con su futura esposa, y que esta estaba en los jardines. No le quedó otra que obedecer a las indicaciones, por lo que el muchacho simplemente se dirigió a paso lento, como retrasando lo mas posible aquel momento. Al localizar a la rubia, se acercó, mas guardando las distancias. - Yo no estoy conforme con esto, que lo sepas, así que si estas emocionada pues... ahórrate las palabras - mencionó sin mas, no quería una esposa que pretendiese formar una familia feliz, llena de amor y corazones con el rubio, ya que eso no iba con él en lo absoluto.
avatar
Frederick G. Szelsky
Moroi
Moroi

Mensajes : 11
Localización : Montana
Fecha de inscripción : 31/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Así acaba nuestra vida? {Privado. Aria Ivashkov}

Mensaje por Aria Ivashkov el Dom Ago 03, 2014 5:22 pm

Aria lo había sospechado casi toda su vida. Algún día su matrimonio sería arreglado con algún joven moroi de sangre real. Ella debería ser la fiel y dulce esposa de ese joven, tener hijos con él. Sin embargo, ella prefería no pensar en ello, se mantenía soñadora y distante de ese mundo cruel y crudo, para entrar siempre en el propio, donde era feliz. Tal vez por ello su humor y estado de ánimo eran siempre tan cambiantes, indicaban las transiciones de su mundo fantasioso a la realidad.
A veces, sí que no le gustaba esa parte política inevitable en los seres de su ascendencia: esa soberbia y afán por mantener todo controlado arbitrariamente. Aria prefería pensarse distinta a todos los que la rodeaban, volcarse a lo misterioso e inesperado, ver la belleza de las personas.
Tal vez, si se mantenía soñadora, apartada de la realidad, distinta, conseguiría esfumar totalmente las frías sensaciones del porvenir. Sabía que ese fatídico día llegaría, pero no pensó que llegaría tan pronto.
Ese atardecer, todo cambió para siempre en la vida de Aria. Las terribles palabras de sus padres, también víctimas de un matrimonio despiadadamente arreglado, informándole acerca de las intenciones de la Reina Nadezha de casarla con su sobrino más joven, derrumbaron todas las esperanzas de la joven. Aria sintió finalmente la cachetada amarga de la realidad, sintiendo cómo todo a su alrededor se tornaba casi inmóvil. Ella se sintió petrificada, su sonrosada carita empalideció, y no pudo más que asentir a todo lo que le decían y obedecer, luchar sería inútil, la voluntad de la Reina Nadezha era absoluta.
Según el plan, Aria se arreglaría como nunca y esperaría en los jardines de la residencia de la Reina, mientras el desafortunado caballero recibiría las desgarradoras noticias. Resignada, la preciosa moroi se sentó entre las flores, que era lo que más añoraba de esos encantadores jardines. Todas esas noches imaginando cómo sería cuando encontrara el amor, soñando su bello rostro, fingiendo sentir sus caricias, se derretían en su mente.
A pesar de todo, el lugar era realmente hermoso y le levantaba el ánimo. Se encontraba repleto de senderos construidos con las más finas piedras, los cuales se reunían en una majestuosa fuente cuyas aguas caían y ejercían un efecto tranquilizador. En todos lados, había más flores de las que Aria pudiera soñar, las más exóticas y exquisitas, con sus fragancias únicas.
Aria se encontraba, una vez más, en su alocado mundo cuando una voz llena de sufrimiento la desconcertó por completo. No hubiera imaginado a su futuro esposo de esa forma por nada del mundo. Aquellas palabras tan horrendas que pronunciaba la boca de su prometido, hicieron que el dulce rostro de la Ivashkov se tornara súbitamente serio y distante.

 -Para que sepas, no, no estoy para nada emocionada. Si piensas que seré una simple idiota loca por tí, puedes sacarlo de tu mente. ¿Con qué derecho vienes y te presentas de esta forma? No eres el único cuyas alas han sido cortadas este preciso día.

No podía creer lo que había dicho. Tal vez no había sido su intención ser tan dura con él. Todo había pasado tan rápido que ella se sentía muy extraña y susceptible. Comenzó a observarlo mejor. La forma de ser tan sincera de aquel atractivo moroi, diferente a la de todos los que ella conocía, tal vez... le había gustado...
avatar
Aria Ivashkov
Moroi
Moroi

Mensajes : 5
Localización : Montana
Fecha de inscripción : 02/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Así acaba nuestra vida? {Privado. Aria Ivashkov}

Mensaje por Frederick G. Szelsky el Lun Ago 04, 2014 6:55 am

Con tanta alegría en los jardines, a ojos del joven Szelsky aquello era una tortura digna de cualquier película tragicómica humana de las que a veces disfrutaba ver cuando no tenía mas que hacer. Sacó un paquete de cigarrillos y se prendió uno, sus ojeras estaban mas marcadas que de costumbre e incluso sus manos le temblaban ligeramente. Podía pasar simplemente por un adicto a las drogas con una vida diurna, si, que ironía, demasiado agitada. La noche se veía demasiado hermosa como para desperdiciarla, aunque Frederick solo era capaz de ver lo fatalista de aquella situación y era incapaz, por ahora, de apreciar la belleza del entorno que habían elegido para el encuentro de los 'enamorados'. Su tía era cruel cuando se le antojaba. Si bien la chica era bonita, no entendía que le había visto su tía para que fuese de cierto modo 'ideal' para el rubio y no para algún otro.

- Muchas gracias por el favor, Ivashkov - mencionó con un tono borde y cortante, el rubio se negaría, y de eso estaba seguro, a aceptar el matrimonio hasta que estuviese en el altar y el sacerdote ortodoxo ruso, religión de la que los Moroi eran profesantes, les casara de una maldita vez. Pero claro, su contraria no quedaría solo en palabras, si su tía esperaba que anduviese cogido de su mano todo el santo día y diciendose apodos melosos con aquella joven rubia, pues se equivocaba, sin dudas. El joven estaba mas que dispuesto a demostrar el error garrafal de su tía. - Con el derecho que yo mismo me he investido - mencionó, cogiendo su cigarro entre dos de sus largos dedos y dando una profunda calada, para luego echar el humo fuera de su sistema. Era una de las cosas que hacía para sentir menos el efecto desgastante de su 'elemento' ¿como podía ser que lo llamasen de ese modo? Hasta se le hacía retorcidamente sádico.

Le observó por unos segundos para sentenciar que no le desagradaba, después de todo no se había encontrado con una novia ruborizada de la emocion por desposar a aquel joven, que disfrutaba de la libertad para hacer lo que quisiera, cuando quisiera, lo que tampoco significara follarse cualquier cosa que tenga dos tetas y camine erguida, eso era mas de su hermano. Suspiró.

- Parece que no soy el único disconforme con esta basura ¿no? - rodó los ojos y tomó asiento, en la misma postura que la Moroi rubia - Así que Ivashkov, me juego mi mensualidad que fue cosa de mi tía únicamente... con Tatiana eran amigas - la última reina antes de su tía, había pertenecido al clan de los Ivashkov, y había sido amiga personal de su tía, por ende, siempre habían vivido con el consentimiento de la corte real. Esperaba que eso le deparase buenos guardianes al final del año. - Ah, se que no soy el sueño de toda adolescente - menciono suspirando, ya que era algo de lo que él era consciente, su hermano tenía el encanto con las mujeres, él no servía para las palabras decorativas y bonitas, en lo absoluto, siempre solía ser duramente sincero, como en ese mismo momento junto a, y por mas que no quisiera aceptarlo, su prometida
avatar
Frederick G. Szelsky
Moroi
Moroi

Mensajes : 11
Localización : Montana
Fecha de inscripción : 31/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Así acaba nuestra vida? {Privado. Aria Ivashkov}

Mensaje por Aria Ivashkov el Lun Ago 18, 2014 11:30 pm

Súbitamente deprimida, Aria observaba a su prometido a medida que éste hablaba. Sus palabras eran distantes y crudas en aquella noche estrellada digna de ser retratada, y ella pudo observar que el joven moroi era ciertamente un alma torturada, pues se notaba que algo en su interior marcaba su sufrimiento. Se notaba cómo se marcaban las ojeras en su rostro perdido, su pobre corazón estaba destrozado. Después de todo, ¿Cómo no se sentiría de esa forma cuando le arrebataron toda su libertad sin su consentimiento?

-¿Quién en su sano juicio podría estar conforme con esto?

Frederick no era como ninguna de las personas que Aria había conocido, nadie se había dirigido a ella con tanta sinceridad y descaro. Y aunque al principio verlo la impactó negativamente, aquél rubio comenzó a agradarle un poco. Era una pena que debieran conocerse forzosamente en esas circunstancias tan desagradables, nadie sabe qué hubiese pasado si los hechos se hubiesen dado de otra forma.

-Pues sí, mis padres nunca desearon que esto pasara. Verás, ellos fueron víctimas de un matrimonio arreglado con la más pura crueldad, y no querían que esto me sucediera a mí. Pude ver la tristeza en sus ojos, nunca se perdonarán a sí mismos. Pero ninguno de nosotros puede contrariar a la Reina.

La preciosa moroi suspiró y dejó caer una lágrima por su rosada mejilla. Recordaba la expresión de desolación de sus padres al informarle sobre la decisión de la Reina Nadezha. Sus voces temblaban y había un nudo en sus gargantas. Ninguno podía asimilar lo que ocurría, ninguno podía comprender por qué les imponían tan ruin destino.

-Pues, ciertamente no eres lo que yo había imaginado.

Aria le sonrió a su futuro esposo. Había recordado que cuando todo iba mal, le gustaba alegrarse, como burlándose de las circunstancias. Naturalmente, por su ciclotimia, su humor cambió una vez más.
avatar
Aria Ivashkov
Moroi
Moroi

Mensajes : 5
Localización : Montana
Fecha de inscripción : 02/08/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Así acaba nuestra vida? {Privado. Aria Ivashkov}

Mensaje por Frederick G. Szelsky el Dom Sep 28, 2014 4:59 pm

Frederick se sentía completamente carcomido, carcomido por la sensación de no ser mas completamente dueño de su propia vida, de no poder hacer todo y cuanto se le antojase, de vivir su vida a su ritmo, sin rendir cuentas a nadie por eso mismo. El rubio moroi estaba además de todo eso, sintiendo que su elemento se encontraba demasiado descontrolado, de cierto modo podía llegar a entender pero el rubio empezaba a pensar que aquella destinada a ser su prometida no era tan mala como él había pensado en un primer momento, por lo menos, no se veía que fuese de esas muchachitas que simplemente se deshacían en lágrimas cuando Fred les soltaba alguna de sus borderías, pero ¿que hacer para remediarlo? si el rubio moroi era así.

- Entiendo - mencionó en ese momento, para la muchachita Ivashkov. Supuso en realidad que, como en cualquier familia real, su matrimonio a fin de cuentas sería arreglado, sin embargo, el muchacho no quería eso, y no era una fantasía de casarse por amor, simplemente no deseaba casarse. El que tenía responsabilidades con la familia era Alexander, no él, entendería si es que su caso fuera el del gemelo mayor, pero no era así, y por eso estaba lo suficientemente contrariado como para odiar toda la situación.

Realmente no supo como hacer para contenerse ante aquellas leves lágrimas, porque no eran respecto de sus palabras, sino por lo que la situación en si era. Lamentablemente, tenía razón, así estaban las cosas y no se podría contradecir a la Reina, y su tía, Nadezha. El rubio alzó una ceja en ese momento, al ver su sonrisa, no estaba habituado a una persona con tantos cambios de humor, él, en si mismo, era mas estable que otra cosa, sin embargo, estaba dispuesto a conciliar.

- En vista de que deberemos compartir el resto de nuestras vidas... - dio una leve calada - Creo que hay que hacerlo bien... sabes mi nombre seguramente, así que es tonto decirlo, pero pues... tengo dieciocho y manejo el espíritu... por eso estoy un tanto, a mal traer. - aclaro con levedad.
avatar
Frederick G. Szelsky
Moroi
Moroi

Mensajes : 11
Localización : Montana
Fecha de inscripción : 31/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: ¿Así acaba nuestra vida? {Privado. Aria Ivashkov}

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: Jardines

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.