Últimos temas
» What do you want [Damien N. Ivanshkov]
Dom Oct 19, 2014 5:42 pm por Damien N. Ivashkov

» REGISTRO DE MOROIS & ELEMENTOS
Lun Oct 13, 2014 8:48 am por A. Davina Ivashkov

» REGISTRO DE IDENTIDAD
Lun Oct 13, 2014 8:47 am por A. Davina Ivashkov

» REGISTRO DE GRUPO
Lun Oct 13, 2014 8:46 am por A. Davina Ivashkov

» REGISTRO DE PB
Lun Oct 13, 2014 8:45 am por A. Davina Ivashkov

» You´ll can´t be perfect [Davina Ivashkov]
Lun Oct 13, 2014 8:05 am por Gael Ellaury

» Anastasia Tatia Vassilieva ID
Miér Oct 01, 2014 10:56 pm por Eternal Sacrifice

» When lights go down || Nikolaj
Dom Sep 28, 2014 11:24 pm por Nikolaj A. Petrov

» Tutorías {Aimeé Kózlova}
Dom Sep 28, 2014 11:02 pm por Nikolaj A. Petrov

Banners
Essential
Staff
Credits

When lights go down || Nikolaj

 :: Jardines

Ir abajo

When lights go down || Nikolaj

Mensaje por Sarah A. Gallagher el Jue Jul 31, 2014 11:39 am

- Y la próxima vez te vas a enterar. Pienso patearte el culo y no podrá moverte en un mes. Ten cuidadito majo, que no sabes con quien te metes. - Espetó de malos modos la Damphir antes de marcharse del entrenamiento echa una furia,no, más bien un basilisco.

Sarah no llevaba nada bien que alguien le ganara en los entrenamientos, no podía aceptar que alguien de su promoción fuera mejor que ella, era algo impensable. Sarah no se limitaba únicamente a pelear en las clases que le tocabas cada semestre, sino que se las había ingeniado para que le dieran unas adicionales. Quería llegar a ser una guardiana temida y respetada, no por los estirados Moroi, le importaba menos que una mierda la familia que le asignaran cuando se convirtiera en una guardiana y dejara de ser novicia, es más, ella prefería proteger a los Moroi de verdad como los llamaba, aquellos que no pertenecían a una de las familias reales que solo sabían pavonearse y reñir con sus ridículas luchas de poder. Ella quería matar Strigois, exterminarlos porque eran el mal echo carne, una abominación que no debería existir. Protegía a los Morois no porque 'Ellos vinieran primero' sino por la supervivencia de su raza. ¿Qué más le daba que fuera una Szelsky, Dragomir o Ivashkov quien ocupara el trono?. Nada, porque para cualquiera de ellos los Damphir solo eran máquinas que entrenar para matar y protegerlos, ninguno se preocupaba realmente por que llevaran una buena vida. En el colegio todos eran muy amiguitos, todos se querían, pero a la hora de la verdad a los Morois poco le importaba si un guardián u otro los protegía salvo porque querían los mejores para ellos.

Este era un tema que acudía muchas veces a su cabeza, especialmente cuando se sentía débil porque la ganaban en algo. Lía se acercó después de la ducha a preguntarle si estaba bien, con su humor tan particular, pero Sarah le respondió de malos modos - no queriendo, pero la Damphir no tenía filtro, si estaba de mal humor, lo estaba. En esos momentos lo que necesitaba era aire fresco y despejar la mente, estar sola, pegarle algún que otro puñetazo a un árbol, ¿Por que no?. Así que se dirigió hacia los jardines, a una zona más apartada para evitar encontrarse con un posible saco de boxeo y acabar castigada. Respiró hondo, cada vez más furiosa al no dejar de pensar en la humillación de su derrota, así que hizo lo que primeramente se le había ocurrido, pegar a un árbol.

- Mierda. Joder. ¿Por qué tienen que ser tan duros?. - Se quejó de malos modos. Una lágrima de frustración se escapó de sus ojos. - Joder. - Volvió a quejarse en voz alta.


avatar
Sarah A. Gallagher
Dhampir.
Dhampir.

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 29/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When lights go down || Nikolaj

Mensaje por Nikolaj A. Petrov el Jue Jul 31, 2014 5:26 pm

Su vida como guardián e instructor de la Academia St. Vladimir había sido movida desde el momento en que había llegado hacía aproximadamente cinco años a los territorios de Montana, en donde estaba emplazada aquel colegio especial para la educación Moroi y el entrenamiento de los guardianes Dhampir. Era uno de los tantos encargados de supervisar e incluso a veces dar clases de prácticas de entrenamiento para los novicios que eran alumnos de aquel colegio, lo cual le hacía recordar sus propios tiempos de entrenamiento, bajo la inclemencia invernal de Rusia, el cual no se paraba a pensar si era solo por crueldad el frío que calaba los huesos y en ocasiones, cortaba la piel con las ráfagas veloces de viento que hacían que tu cara se enrojeciera, quemando la piel lentamente, de forma bastante irónica.

Aquel castaño Dhampir de veintiocho años ya era un guardián hecho y derecho hacía aproximadamente poco mas de diez años, y en esos, había conseguido acabar con la vida de catorce strigois, era letal y lo sabía, adoraba aquella reputación que tenía entre los novicios, y aunque le gustaba pasar tiempo de instructor, muchas veces tenía que lidiar con las peleas que se daban entre los estudiantes ansiosos de un poco de gloria, de probar que eran los mejores solo para conseguir el status de guardia de un Moroi de sangre real, o mejor aún, de uno miembro de la corte.

Le ofuscaban bastante esas riñas estúpidas y bien lo decía él - Si se pelean como niñas tontas, acabarán matándose entre ustedes ¿consecuencias? ustedes y su protegido siendo comida de Strigoi, así que pónganse a trabajar como se debe - lo repetía mas que solo algunas veces, e incluso, era una consigna para él. Debías de convivir de buena forma con tu compañero (en caso de que los asignaran a uno de los príncipes) o incluso, con el Moroi que tocase proteger, no se tenía la ventaja de leer las mentes todavía como para ubicarlos sin necesidad de contacto personal alguno.

[...]

Se secó el sudor de su frente después de terminar la última clase del día, con novicios de tercer año, los cuales aún no estaban cerca de las pruebas de selección y demás, por ende eran muchísimo mas tranquilos que los mayores, de 17 o 18 años de edad, con los cuales era mas difícil de lidiar.

Se retiró en última instancia de la sala de entrenamiento y apagó las luces, después de una buena ducha caliente, y ya cerca del amanecer, el castaño caminaba lentamente por los pasillos del castillo aquel que aparentaba a todas luces ser bastante tétrico por fuera. El castaño iba íntegramente de negro, vigilando que todo el mundo se encontrara en las zonas comunes, ya que era la hora de la cena.

- Deberías de estar en las zonas comunes o en tu cuarto - mencionó el castaño, al ver a la morena aquella en los jardines, acercándose un poco. Bien era cierto que aún no se daba cuenta de quien era aquella chica, pero no tardaría, ya que le sonó la voz muy conocida, y los insultos también - Y deberías cuidar esa boca, no vaya a ser que te escuche la directora o algo - mencionó con levedad, esperando a que aquella estudiante se diese vuelta para poder observar su rostro.
avatar
Nikolaj A. Petrov
Guardián
Guardián

Mensajes : 11
Localización : St. Vladimir's Academy
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When lights go down || Nikolaj

Mensaje por Sarah A. Gallagher el Vie Ago 01, 2014 7:32 am

Aunque el árbol fuera demasiado duro, la rabia y adrenalina que sentía Sarah en esos momentos la hacía continuar pegando su tronco. Aunque dolía, poco a poco la adrenalina empezaba a desaparecer. Se iba calmando lentamente. Junto las manos en el pecho, cerró los puños y cuando estaba a punto de volver a golpear el tronco, una voz a sus espaldas la distrajo y pegó con los nudillos el árbol. Soltó un improperio, dolía, vaya que sí. Se llevó el puño a los labios y se beso la zona herida. Luego se giró, volteando el pelo que se quedó en el lado derecho, mientras que la mano izquierda se acomodaba en su cadera. A la vez, empezó a quejarse, antes de ver quien se había atrevido a interrumpirle.

- ¿Y tú quien eres para decirme que... - Se encontró frente a frente con su interlocutor - lo que tengo que... - lo reconoció. - ...hacer? - Su cara cambió al instante. Sonrió sinceramente por un segundo pero luego la convirtió en una medio sonrisa. - Le darías una alegría a Kirova por tener un motivo para castigarme, pero no lo harías, ¿No guardián Petrov?. No puedes dejarme a solas con esa mujer, me da miedo. - Le guiñó el ojo. Kirova no asustaba a Sarah, o por lo menos no demasiado. Tampoco es que la hubiera visto realmente enfadada, o casi, todavía tenía alguna que otra pesadilla de la vez que estaba en quinto curso y junto con Lía casi acabaron quemando una de las habitaciones, la bronca de después... mejor ni recordarla.

Sarah tenía un punto de bipolaridad. Tan pronto estaba enfadada, insultando a cualquier que se pusiera por delante - fuera persona, animal o planta - como regalaba sonrisas y abrazos. Con Nikolaj dependía del día, se le podía considerar como un modelo a seguir por Sarah, lo admiraba, lo respetaba e intentaba parecerse a él.

- ¿Cómo estás Niko? Hacía tiempo que no te veía, siempre estás muy ocupado. Empiezo a pensar que me evitas- Se quejó y acabó riendo.

avatar
Sarah A. Gallagher
Dhampir.
Dhampir.

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 29/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When lights go down || Nikolaj

Mensaje por Nikolaj A. Petrov el Sáb Ago 02, 2014 10:55 am

El guardián castaño alzó una ceja en ese momento mientras que miraba a aquella muchacha morena fijamente, ¡auch!, seguro que aquello le había dolido en el alma, estaba seguro, aparentemente había sido un golpe en falso y bastante mal dado, lo suficiente como para hacerle soltar aquellos insultos - Un instructor de la Academia, supongo - mencionó el castaño en ese momento, sonriendo un poco de medio lado casi como disfrutando de aquel poder que le daba poder decir que hacer a los demás, siempre y cuando estos fuesen novicios o alumnos en general. Se alzó de hombros después de eso, ya que al muchacho no le importaba decir las cosas de forma directa e incluso, explicitar obviedades. - Si, creo que Kirova se alegraría, pero yo no te recomendaría jugar tanto al filo - dice sinceramente en ese momento. Rió un poco cuando le escuchó ¿Miedo?¿Y a esa chica le daba miedo algo en realidad? Le costaba mucho creerlo.

Se cruzó de brazos con levedad en ese momento mientras que se centraba en observarla fijamente, mientras que pensaba en sucesos aleatorios y se centraba en sus propias cavilaciones, aquella novicia era sin dudas una de las mas talentosas, aunque claro, nunca había intentado ver mas allá de los entrenamientos correspondientes, él no era quien le daba clases extra. Al menos jamás lo había hecho en el sentido literal - Me enteré de la bronca que echaste en clase - sonrió de medio lado, a sabiendas de que aquello le picaría - fíjate que enfadarte así por una derrota... - dijo con tono melindroso solo con ganas de molestar un poco, hace mucho que no se divertía de esa manera, y después de todo, Nikolaj adoraba mostrarse espontáneo, no era tan estirado como Alberta, no todavía en realidad. El castaño soviético era un poco mas llevado que la jefa de los guardianes.

- ¿Yo? Maravillosamente bien, Gallagher - comentó continuando con aquel jueguecito que se había planteado entre ellos - bah, me han asignado a los de tercer año al final de la jornada, y a las guardias diurnas también - comentó alzando una ceja mientras que le miraba fijamente. Aunque, pensándolo bien, si que había estado ocupado jugando con su compañera alemana mas de lo que debería.
avatar
Nikolaj A. Petrov
Guardián
Guardián

Mensajes : 11
Localización : St. Vladimir's Academy
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When lights go down || Nikolaj

Mensaje por Sarah A. Gallagher el Lun Ago 04, 2014 10:39 pm

- ¿No jodas? ¿Enserio? Y yo que creía que eras mi abuela con un ligero cambio de sexo. Usted perdone. - Ironizó burlona. Sarah no se cortaba ante nadie, fuera instructor, guardián, la directora o la mismísima reina. Sabía que tenía un par de cartas bajo la manga. No eran muchas las chicas Damphir que elegían el camino de la lucha, y Sarah era realmente buena en ella, no la echarían a no ser que cometiera una falta muy grabe, por ejemplo darle tal paliza a uno de los estirados de sangre real que lo dejara en coma por varias semanas, una idea realmente tentadora. Sarah bufó exasperada. - Realmente Kirova es mi persona menos favorita de esta Academia. ¿Cuántos años tiene ya? ¿Doscientos? ¿Por qué no la retiran de una vez? Me tiene manía, estoy segura. - Se quejó en voz alta. No, definitivamente le caía fatal, y el sentimiento era mutuo. Eso sí, podía ser justa y añadir que tal vez y solo tal vez Kirova tenía algún que otro motivo para castigarla sin preguntar o cerciorarse de que ella era la causante de la pelea o cualquier cosa que hubiera pasado.

El rostro de Sarah se ensombreció y de nuevo volvieron las ganas de volver a pegarle al árbol. Un dolor palpitante en su mano le recordó que no era buena idea. Se la miró, tenía arañados los nudillos y alguna que otra gota de sangre empezaba a hacer acto de presencia. Podía soportar el dolor, eso sí, con muchas muecas. - Ya. Bueno. - Intentó excusarse a sabiendas que no podía. Alzó la vista al cielo. - Es que pienso en que si hubiera sido un Strigoi probablemente estaría muerta y no es que me agrade esa situación. Estoy a un curso de acabar, ¿Cómo podría ser una buena guardiana si me ganan?. - Lo miró fijamente a los ojos a la vez que hacía esa pregunta, totalmente sería. En su vida diaria Sarah casi siempre estaba o bien de broma o con la ironía en la punta de la lengua, era una persona muy impulsiva que pocas veces pensaba, pero se tomaba realmente enserio su trabajo como guardiana. Suspiró. - Quizá me pasara un poco, tengo problemas con mi mal genio. - Alzó los brazos. - Culpa de mi padre, heredé su carácter.

Sarah no se cortó a la hora de examinarlo de arriba a abajo, sonriendo levemente y terminando por mirarlo de nuevo a los ojos y arquear una ceja provocativa. - Ya veo, ya. ¿Estabas así de bueno cuando nos liamos?. - ¿Cortarse, callarse? Sarah no sabía que era eso. - Te sienta bien la edad sin duda guardián Petrov. - Intentó mantenerse sería, pero la imagen de Niko dando clases a los de tercer año, cuando empezaban a revolucionarse las hormonas e intentar asentarse como el mejor de su promoción, junto la exasperación del guardián era sin duda divertida. Se echó a reír. - ¿Y has conseguido no matarlos? En tercer año Lía y yo nos peleabamos constantemente e intentabamos entrar en la sala de armas e intentar robar un par de estacas de plata para prácticar. Ten cuidado con eso, no sabes la imaginación que pueden llegar a tener.
avatar
Sarah A. Gallagher
Dhampir.
Dhampir.

Mensajes : 7
Fecha de inscripción : 29/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When lights go down || Nikolaj

Mensaje por Nikolaj A. Petrov el Dom Sep 28, 2014 11:24 pm

- Sencillo, guardando tu mal genio para otras ocasiones. La furia te hace actuar impulsivamente, Gallagher, no de forma pensante y eso es lo que te lleva a cometer errores, y luego, ¡bam! tu y tu Moroi son banquete de Strigoi, mira que simple - Nikolaj hablaba desde la voz de su propia experiencia, ya que no por andar haciendo el tonto precisamente es que tenía catorce marcas molnija, y pensaba, de hecho, seguir consiguiendo mas de esas. - Son novicios, debes usar tus diferencias con ellos y hacerlas tus puntos fuertes, eres pequeña y ágil... claro que serás buena, solo debes de empezar a entrenar con mas consciencia Sarah. Así se logran los objetivos - y luego aquella charla profesional entre guardián y novicia se convirtió en una especie de flirteo, ya que entre ellos había "algo" de antes, que Nikolaj no sabía como rayos caracterizar. - ¿Un poco? Te pasaste y ya... no hay lugar para enfados y berrinches de niña en esta profesión, cualquier acción tuya puede ser la diferencia entre la vida y la muerte, de tu protegido y tuya. Debes pensar y actuar con mas frialdad. - el castaño era demasiado directo, mas cuando tenía confianza con su interlocutor, como en este caso.

Nikolaj no solía tener pelos en la lengua a la hora de hablar, tampoco, aunque su decoro iba muy de vez en cuando aplicado, el muchacho sabía guardar las formas de manera en que siempre, ante sus superiores, era el intachable Guardián Petrov, un inexorable símbolo de autoridad en la Academia St. Vladimir, considerado por los novicios y por los mismos guardianes como uno de los mas letales que caminaban aún sobre la tierra. - Soy menos niño, ya he cumplido mis veintiocho y pues, las prioridades van cambiando - claro, como si en realidad pudiera engañarse respecto de que estaba intentando huir por la tangente de la conversación puntual con aquella novicia. - Extraño es que llames a lo nuestro como "lío", cariño, teniendo en cuenta que jamás has estado bajo mis sábanas como para probarme en ese lugar - mencionó el castaño, que ahora, sonriendo de medio lado, se había transformado del magnánimo Guardián Petrov a simplemente Nikolaj, un hombre con necesidades y sin mucha responsabilidad. - Tengo mas autocontrol que tu, mi querida Gallagher - aclaró con una leve sonrisa de medio lado, mientras que se fijaba en ella con atención.

El dhampir se dejaba llevar muchas veces, incluso, eso mismo estaba pasando ahora con Dev, que además de ser su compañera de guardia, por ahora, era su amante. Y debía de admitir aquel soviético, que la pasaban bastante bien, el morbo y la adrenalina de ser descubiertos siempre aumentaba exponencialmente el placer. - Una pregunta que se me forma en la cabeza, Sarah... es porqué jamás hemos llegado a ese punto ¿tu recuerdas? Porque hemos estado cerca, llegamos a segunda base, pero nada mas allá - sonrió, claro, por fin podía hablar con ella y aclarar tantos respecto de sucesos pasados.
avatar
Nikolaj A. Petrov
Guardián
Guardián

Mensajes : 11
Localización : St. Vladimir's Academy
Fecha de inscripción : 30/07/2014

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Re: When lights go down || Nikolaj

Mensaje por Contenido patrocinado


Contenido patrocinado


Volver arriba Ir abajo

Volver arriba

- Temas similares

 :: Jardines

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.